Viajes

Hawaii desde Los Ángeles, un sueño cumplido

Pin
Send
Share
Send


Hoy abandonábamos la gran metropoli. Nuestro día era un poco de espera hasta la hora de ir al aeropuerto para tomar el vuelo que nos llevaría a Hawaii desde Los Ángeles, más concretamente a la isla de Hoahu, que es en la que se encuentra la capital y donde nos alojaríamos en el hotel “Hilton Hawaian Village”.

Hawaii desde Los Ángeles, cumpliendo un sueño

Estas islas son un auténtico mito en la imaginación de los que vivimos a este lado del planeta. Se nos antoja como ese paraiso idealizado y lejano con el que todo el mundo sueña alguna vez.

Pero antes, el tiempo de esa espera nos dimos unos paseitos por el Downtown de L.A., como así llaman los americanos a esta ciudad y aprovechamos para hacer unas compritas de última hora en esta zona abarrotada de gente y tiendas. A la hora de la comida, la verdad es que teníamos pocas opciones, acabamos comiendo la típica hamburgesa americana, ya que es la opción del mediodía para los americanos y no se encontraba mucho más a esas horas. Creo que es desde entonces que me repele tanto este tipo de comida.

Este diario está contando offline años después (2016) y, al contrario que el resto, tiene más valor sentimental que de datos prácticos para el viajero (aunque si puede resultar inspirador), representando aquel "gran viaje" que todos tenemos y siendo posiblemente la gota final que llevó a una familia a ser Chavetas viajeros 😉

Al fin llegó la hora de ir al aeropuerto y de volar a Hawaii desde Los Ángeles, al cual llegamos bien entrada la media noche (el vuelo duraba unas 6 horas) NOTA: Años después lo haríamos destino Vanuatu para llegar hasta Islas Salomón. ¿Os acordáis de "el día que nunca existió"?


Contra toda idea preconcebida, en la que esperas que una bella hawaiana te cuelgue al cuello un maravilloso collar de flores, nos tuvimos que conformar con nuestro guía, hombre y no tan bello que nos esperaba amablemente con un maravilloso collar de flores amarillas, de perfume embriagador.



Oahu es la isla más poblada de Hawái. La ciudad más grande es Honolulú (donde nos íbamos a alojar), la capital del estado. Otros lugares de Oahu con renombre internacional son: Waikiki, Pearl Harbor y Diamond Head.

Hawaii, las islas paraíso de Estados Unidos

Oahu está formada por dos volcanes, Koolau y Waianae, con un amplio valle entre ellos. La altitud máxima es de 1.225 m sobre el nivel del mar. con una superficie total de 1.545,3 km² es la tercera isla más grande del Archipiélago de Hawái.


Oahu fue la primera de las islas Hawái que descubrió el inglés James Cook el 18 de enero de 1778. Después de haber explorado todo el Pacífico Sur (ese mismo que recorreríamos en nuestro viaje por los Mares del Sur) se quedó sorprendido de encontrar unas islas altas en el medio del Pacífico Norte, con la misma cultura que se extendía hasta Nueva Zelanda y la isla de Pascua. El rey Kamehameha III trasladó su capital de Maui a Oahu en 1845. Palacio 'Iolani es una muestra de la presencia de la monarquía. Hoy en día, Oahu es un destino turístico internacional con más de cinco millones de visitantes cada año, principalmente de los Estados Unidos continentales y de Japón. Multitud de películas y series de televisión se han filmado en la isla.

Pearl Harbor es una bahía situada al oeste de Honolulú. La mayor parte del puerto y los alrededores de la bahía son una base naval norteamericana, el cuartel general de la flota del Pacífico. Fue el ataque a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941, el que provocó la entrada de los Estados Unidos en la II Guerra Mundial. Los restos del USS Arizona y el USS Missouri son monumentos conmemorativos de la guerra.

Esto es basicamente lo que nos esperaba en la isla de Oahu que íbamos a visitar, a partir del próximo día, mejor dicho, a partir de ese mismo día, ya que llegamos bastante después de la media noche a nuestro hotel

La primera sorpresa fue la recepción al aire libre, rodeada por antorchas encendidas que le daban un aire de espejismo a esas horas de la noche.



La segunda fue el pedazo de habitación que nos dieron. Se trataba de una habitación compartida por los cuatro, ya que viajabamos como ya dije, con nuestro famoso “family plan” que entonces funcionaba en los Estados Unidos para las familias, era una forma más económica de viajar a este país.


Agotados de este día de esperas, los cuatro caìmos en un profundo sueño rapidamente. Aún nos quedaba mucho por ver… Todas las fotos son propias -escaneadas de aquellos carretes analógicos- excepto algunas utilizadas como recursos del banco de datos al que estamos suscritos de Shuttershock.

Mª Carmen (y la familia Chavetas)

Pin
Send
Share
Send