Viajes

Huayna Picchu, el cielo Inca

Pin
Send
Share
Send


Hay lugares en este inmenso planeta que respiran un aura especial. Algunos un aura de historia, otros de misterio y otros de enorme belleza o imponentes monumentos. La gran mayoría de las veces, estos lugares no son los más aclamados o más conocidos, sino que hay veces que lugares más inexplorados o más desconocidos hacen que te puedas a llegar a emocionar tanto que desees que no se acabe nunca. Es el caso de Bagan en Birmania, Rasafa en Siria o Neko Harbour en la Antartida

… Machu Picchu, a pesar de su enorme popularidad, cumple con creces estas características. Tanto es así que nos ha asombrado que, a pesar de su gente, es un lugar que no tiene ni punto de comparación verlo en vivo que poder contemplar sus fotos. Machu Picchu es sensaciones, misterio, leyendas. Y todo eso sólo se vive pisandolo…

… y madrugando mucho, porque si ayer pateamos "el pico viejo" y la "Puerta del Sol" de arriba abajo, hoy nos adentraremos en lugares menos populares pero si cabe, más aventureros: El Puente Inca y Huayna Picchu.

Nos hemos levantado a las 4:30. Paula se ha levantado un poco revuelta esta mañana, quizás por las pocas horas de sueño. Rápido, tras desayunar totalmente sólos en el hotel, nos hemos puesto a hacer cola en la zona de autobuses que suben a la entrada del complejo. No eran más allá de las 5:05 y ya había más de 60 o 70 personas delante de nosotros.

El motivo es sólo y exclusivamente uno: NO HAY MÁS QUE 400 CUPOS DIARIOS para subir a Huayna Picchu y se dan por rigurosa cola de llegada.

ACTUALIZACIÓN 2012: Ahora se puede comprar entrada conjunta para Machu Picchu y Huayna Picchu en //www.machupicchu.gob.pe/ incluso pudiendo elegir la hora. Muchas gracias por la información Laura.

Solo los primeros pueden elegir entre subir a las 7:00 o a las 10:00 (únicas opciones disponibles) y las 7:00 no suele ser buena hora debido a la niebla cuasi-permanente del lugar. Por suerte, logramos nuestro objetivo y nos graparon tan valioso "papelote"

Nuestras intenciones de hoy pasaban por una ruta parecida a la siguiente…

Nadie que venga a Machu Picchu debería perderse un amanecer en este lugar. Tanto si amanece sin niebla (en muy contadas ocasiones) como si amanece entre una bruma que no deja ni ver Huayna Picchu al fondo, es una de la sensaciones más maravillosas que se puede experimentar en la vida. Los sentimientos que genera este lugar, alli sentado, observando, en silencio, tiene poco punto de comparación con otros lugares de este mundo…



Como logramos el turno de las 10'00 para subir Huayna Picchu, vamos a buscar el camino hacia nuestro primer hito del día, el Puente Inca (30 min).




Llegar a este singular lugar requiere "flotar entre la niebla" en uno de los caminos más peligrosos de la ciudad desde el sur de la Ciudadela, entre profundisimos acantilados, aunque no requiere mucho esfuerzo físico. El Puente Inca como tal no es más que un puente levadizo de troncos hecho sobre un sendero angosto de granito sobre la montaña rellenando un vacío ocasional.



Hoy por hoy está cerrado al paso desde que años atrás un viajero alemán cayera al vacío en su intento por cruzarlo.



Regresamos por el mismo camino que por el que hemos ido, volviendo a firmar en el punto de control que vigila la vuelta de todos los viajeros que se acercan a visitar este enigmático lugar. Además recordamos que hoy es día 11 de Mayo, lo cual quiere decir que… !! FELICIDADES MIRIAM desde Machu Picchu por tu cumpleaños !!

Uno de los momentos más increibles de estos dos días llega alrededor de las 8:20 de la mañana. La niebla comienza a levantarse, y los rayos del sol se entremezclan con la bruma dejando dislumbrar la gran ciudadela de Machu Picchu en un paisaje realmente fantasmagórico. Un privilegio poder observarlo allí sentados en las terrazas de esta inmensa ciudad en las nubes. Y es que los Incas construían lo más arriba posible porque querían estar lo más cerca posible de sus dioses.


Nos volvemos a adentrar en la Ciudadela, como hicieramos ayer DIA 11 del viaje, pero en esta ocasión buscando el punto de acceso a la llamada "Montaña Joven", la montaña que domina las ruinas y que es ya famosa por aparecer en todas las fotos más típicas de la red.




Es además un placer poder disfrutarla sin apenas gente a estas horas de la mañana (los primeros trenes de Cuzco y Ollantaytambo suelen llegar a partir de las 10'00)…


Según caminamos de nuevo por sus templos y fortalezas, recordamos multitud de leyendas que susurran sus muros, algunas tan peculiares como que nisiquiera fué una construcción Inca, sino pre-Inca heredada. O también que fué un refugio para mujeres o Virgenes Sagradas, reforzado con el hallazgo de 107 restos humanos, mayoritariamente mujeres.




Son las 9:00 y aunque tenemos hora para las 10'00 parece que están haciendo un poco vista gorda. Hora de subir!! Huayna Picchu, 1 hora de subida y otra de bajada. Isaac se apunta en el punto de control y firma el "bajo su responsabilidad" mientras Paula, que sigue algo revuelta, prefiere esperar abajo para no forzar ya que hasta ahora hemos aguantado muy bien el viaje.




(Isaac) He de reconocer que no sabía muy bien donde me metía. La subida es de las MÁS DURAS que jamás he hecho en ningún viaje. Atrás quedan la "Subida al Sacrificio del DIA 7 de JORDANIA'06" o la "Subida a la Roca Dorada del DIA 3 en BIRMANIA'06".

Tras una pequeña bajada inicial se inicia una empinadisima y durisima subida de escalera sin fin y sin apenas descansos. Los ojos, las manos y el resto de sentidos están puestos al 100% ya que apenas hay algun tramo con algún lugar para agarrarse, y este existe cuando ya ni se intuyen escaleras para pisar. La bruma ha dejado todo muy resbaladizo y además el hecho de ser camino de subida y bajada hace que en algún momento se vea algún resbalón inoportuno.




No obstante, todo esto tiene su premio y este viene en forma de unas impresionantes y magestuosas vistas del Valle Sagrado, del Cañon, de Machu Picchu al fondo, del río Urubamba y hasta del Intipunku que subieramos ayer.

45 minutos de reloj tras comenzar "este castigo" me permiten alcanzar la meta, la primera terraza


Un twist que llevo en la mochila y un paraje precioso donde una vez habitaron una Civilización Inca sorprendente, permite que me recupere inicialmente del sobreesfuerzo…



Casi con las últimas fuerzas y por alguna caverna literalmente "a gatas", se sigue subiendo a las siguientes terrazas alcanzado cada vez cotas más altas…




… hasta que finalmente tocamos la cima, el cielo de los Incas, Huayna Picchu (2.634 m).



Pero no podría haber llegado hasta aquí sin el apoyo y el empuje de la mejor compañera viajera posible… que a pesar de estar a mucha altura y distancia de mi, me sigue desde la lejanía.

En la cima, toda clase de viajeros (algunos hasta con su pic-nic particular -un lugar excelente para hacerlo-) observan y disfrutan de la "paz de los Incas"


La bajada es todavía más peligrosa que la subida. Con algún que otro resbalón y mucho más despacio inicio un descenso que le ha costado la vida a más de uno. Parece ser que no son 3 ni 4 los que han perdido la vida en este lugar. El último, un turista junto a su guía, que intento ayudarle cuando perdió el equilibro y se precipitó al vacío con él. De éstos tardaron días en recuperar los cuerpos, pero de otros aún no se han encontrado. Ahora además veo el precipicio vertical mucho más claro. Jamás podría subir aquí alguién que sufra de vertigo.



!! Hola Paulaaaa !! !! Ya estoy aquí !! ¿Que si volvería a subir? Supongo que todos nos movemos por retos y objetivos. Nada más bajar mi respuesta sería… NI DE COÑA!! ¿Pero y si no hubiera subido?

El momento más duro llega. Vamos hacia la salida y no podemos evitar girar la cabeza hacia atrás mientras abandonamos el complejo por el sendero de salida. Hasta siempre Machu Picchu

La bajada a Aguas Calientes (previo uso de los ÚNICOS baños de nuevo, 2 SOLES) nos abre más el apetito, si ya era poco con semejantes esfuerzos, así que como aún disponemos de tiempo antes que salga nuestro tren hacia Cuzco (15'20) buscamos un restaurante local donde encontramos un rato de descanso entre tanto ajetreo (81 PEN)



… Y de ahí de vuelta a Cuzco (tren 1h 20' hasta Pisacucho, bus directo desde Pisacucho a Cuzco 2 horas 30' y taxi 5 PEN), desde donde os escribimos, agotados y exhaustos, y ya cenados (21 PEN).




Pero aquí queríamos hacer una reflexión. Ayer DIA 11 del viaje decíamos que Machu Picchu tiene dos caras.

Quizás suene muy tajante pero salimos pensando que Perú NO SE MERECE tener una maravilla como ésta dentro de sus tierras. Ahora en frío pensamos que puede ser demasiado exagerado. Llegabamos a Cuzco enamorados de Perú, sus gentes, sus tradiciones, su amabilidad… fué llegar a Machu Picchu y encontrarnos precios abusivos, gente sinverguenza, abuso masivo en contra de UNESCO y mal hacer.

- Precios abusivos: superiores a otras maravillas del mundo. En Petra te clavan 2 dinares por una botella de agua o multiplican por dos sus precios, en el propio Coliseum Romano o toda Roma te clavan 2 o 3 veces más por cualquier comida o bebida. Lo de Machu Picchu no tiene nombre. Una botella de agua de precio 1 o 1.5 soles en todo el pais te cobran !! 9 soles !!, un twist de precio 3 soles te cobran !! 12 soles !!, comidas x8 y x9 veces el resto del pais

- Monopolio sobrevalorado: Además de los productos, visitar Machu Picchu dos días es !! LA RUINA !! para cualquier viajero. Casi inalcanzable. Un tren monopolio sin otras alternativas que te cobran 120 $ + 14 $ x 2 = 28 $ de subida y bajada en bus por un trayecto ridiculo de 20 minutos + 55$ de entradas. Más de 200$ por pesona, que yendo en pareja supone 400 $ sin comidas ni bebidas en 2 días!!

- Gente sinverguenza: Al igual que en el resto del pais la gente ha sido un encanto, sinceramente, en Aguas Calientes, allá se les acabé el chollo. El ejemplo más claro fué que entramos en una botica a las 5'00 de la mañana de hoy pidiendo una bolsita porque Paula se encontraba revuelta. Nos mira la señora de arriba abajo y nos dice tras 3 o 4 segundos… !! 20 centimos !! a lo cual casi le tiro 50 centimos a la cara y luego todavia me dice "si no tengo menos?" Al final no le pagamos nada y casi le quitamos la bolsa de las manos.

- Gestión nula: Si subes sin entrada, no puedes comprarla arriba. Si quieres ir a Huayna Picchu o madrugas o te olvidas de comprarlo previamente, aunque luego te pases 3 horas mirando al aire en lugar de dormir un poco más. Si quieres usar baños, o te sales del complejo (30' si estás en la otra punta del complejo) o lo haces en una roca sin que te pillen. Por supuesto, nada de tecnologias ni reserva online (ACTUALIZACIÓN 03/12/2010: Parece que desde este mes de Diciembre ya hay posibilidades de reservar a través de //boletajevirtual.drc-cusco.gob.pe/ -no sabemos si desde fuera de Perú también se puede-).

- UNESCO no pinta: A pesar de que las recomendaciones de UNESCO cifran la capacidad máxima de Machu Picchu en 500-800 personas, entran entre 2500 y 3000 al día, lo cual ya se está viendo reflejado en muros caidos y cierre de determinadas zonas ya deterioradas. Aquí lo único que importa es ganar dinero a costa de "todo vale". Con lo fácil que sería hacer un cupo máximo diario y reservas por internet y la gente se organizase sus viajes con bastante antelación.


Pero quizás, y mientras los propios peruanos se dan cuenta de que tienen que preservar lo que tienen antes que dentro de 20 años no exista nada o no puedan explotarlo, nos quedamos con la cara buena de Machu Picchu y de la gente de Perú hasta Cuzco, y es que Machu Picchu ha sido un punto y a parte como viajeros, como pocos sitios lo han conseguido antes.

Familia, amigos y lectores, estamos cansados pero genial, como siempre. Un abrazo muy fuerte para todos


Paula e Isaac, desde Cuzco (Perú)

GASTOS DEL DÍA: 110 PEN (aprox 30,22 EUROS)

Video: Escalera Al Cielo Machu Picchu Peru (Julio 2020).

Pin
Send
Share
Send