Viajes

Qué visitar en Nara (lo que no te puedes perder)

Pin
Send
Share
Send


Nara es la capital de la prefectura del mismo nombre y uno de los complejos más tradicionales de todo Japón. Durante este período Nara (710-784) fue la primera gran capital del país nipón, donde se construyeron la mayoría de sus grandes templos. Osaka es la antítesis de Nara con sus casi 3 millones de personas, la tercera ciudad de Japón y una de las más futuristas, aunque lo que ver en Osaka no lo comprobaremos hasta la tarde. Donde si comenzamos el día es en ese utópico sendero de Toris, icono para muchas fotos, en Fushimi Inari. Nos vamos a disfrutar de los principales atractivos que visitar en Nara y Fushimi Inari (antes de partir hacia Osaka). REMASTERIZADO 2017

Hemos dormido poco pero bien (que se suele decir). No hay queja de esto de dormir en el suelo en el Tour Club (Puedes leer ya nuestra review del Tour Club) aunque lo iréis viendo durante todo el viaje pues hemos optado por ryokans con mucho encanto. NOTA IMPORTANTE: Este día recomendamos dividirlo en 2 jornadas completas para disfrutarlo más

Fushimi Inari, el icono del sendero de toris

A las 5:32 sale nuestro JR hacia Inari y nos llevamos el desayuno puesto en una bolsa ya que nos espera un largo, muy largo día. Hay movimiento en la estación a estas horas y va bastante gente en los trenes. Además !!YA ACTIVAMOS ANOCHE EL Japan Rail Pass!! así que los próximos 14 días con JR están"libres" de cargos. Os dejamos todos los detalles en .

TOURS EN ESPAÑOL PARA LOS MÁS ORGANIZADOS:

Aunque nosotros siempre te damos toda la información para organizar el viaje por tu cuenta, si dispones de poco tiempo o prefieres olvidarte de preparativos, tienes la siguiente opción COMPLETAMENTE EN ESPAÑOL y con MUY BUENAS OPINIONES de otros viajeros. Se trata de una guía privada que te acompañará toda la jornada por Fushimi Inari y posteriormente por Nara. El precio es por grupo, no por persona. Reserva con antelación porque suele estar bastante demandada y con poca disponibilidad de fechas

Excursión a Nara e Inari desde Kyoto

Nuestro primer destino es el Fushimi Inari-Taisha, perteneciente a Kyoto aunque algo alejado de la capital (5 min en el JR). ¿Os suena el conjunto de toris uno tras otro en un sendero?. Pues es aquí, en este templo sintoísta dedicado al espíritu de Inari, considerado uno de los iconos más famosos de Japón. Una verdadera preciosidad.



Japón es mayoritariamente sintoísta y budista (muchos japoneses se consideran de ambas religiones utilizando el sintoísmo para el nacimiento y matrimonio y el budismo para los ritos funerarios) aunque cada día hay más agnósticos y ateos. A veces piensas que cuanto más avanzado está un país, más se tiende a perder las creencias. ¿Será la religión el opio del pueblo? No nos vamos a engañar, siempre lo ha sido. El sintoísmo habla de divinidades y seres de la naturaleza o niveles superiores de existencia y el budismo, como todos sabemos, tampoco es teísta y su originario es Buda.

En cualquier caso, volvemos a hablar de viajes y no tardamos mucho en salir de la JR para, subiendo un poco, encontrarmos con el Fushimi Inari Taisha Shrine, tan bonito como era de esperar.


A partir de aquí viene lo mejor (para nuestro gusto), un sendero al más estilo del juego Flabe (si habéis jugado entenderéis a lo que nos referimos), con pequeños farollillos y donde solo nos acompaña el sonido de la naturaleza y el saludo de todas las personas locales que, educadamente, se reverencian según subimos y van dándonos los buenos días.




A esta hora, allí metido entre el bosque y el conjunto de toris rojos generando un bonito sendero de subida, en la atmósfera se respira un toque entre místico y misterioso difícil de explicar. Es un sentimiento que para vivirlo hay que estar allí pero es, posiblemente, de los mejores momentos de un viaje. También hay que tener en cuenta la hora, por supuesto, más tarde posiblemente se llene de gente.


Nuestra pequeña Ixus 75 no hace honor al lugar, apenas logra captar un pizca de lo que aquello representa. La Sembon Torii (Shrine Gates) es un paseo !!!impresionante!!!


No son ni las 7 de la mañana y el calor empieza a apretar (¿cómo puede ser?, sin llegar arriba de todo y tienen 4km de senderos) ponemos rumbo a la JR de vuelta, aprovechando para ir desayunando las galletas y el zumo que nos hemos traído. Ah, no os hablamos de las chicharras… Japón debe ser el único lugar de este planeta donde se concentran más chicharras por m2, y como "gritan". Es todo un concierto allá donde vamos.

Qué visitar en Nara, el parque de los ciervos sagrados

La JR Nara Line camino a Nara tiene 1 hora de trayecto para una cabezada o para observar las curiosas costumbres de los japoneses cuando llegan al tren. O bien duermen (y caen redondos) o no paran con el móvil. ¿Acabaremos nosotros igual en el futuro? (ACTUALIZACIÓN 2017: SI… y peor)



Nada más llegar ¡¡doble desayuno y a la española!! donut cremoso y churros!! (que no sabían a churros, por 273 Y) y un agua (110 Y)


Comenzamos subiendo la calle hacia la zona patrimonial de Nara. Eran las 8:30 y el calor ya es insoportable. Lo que nos sorprende es que los japoneses también sudan muchísimo (pensábamos que estarían más acostumbrados al clima). Tardamos algo en estar situados aunque nos entretenemos comprando algunos regalos (2.555 Y), con la cartelera de los cines japoneses (¿cómo será Indiana Jones en este idioma?) y algunas flechas contradictorias…  


Nara es un parque natural en el que habitan libremente los ciervos en un enorme complejo con templos majestuosos y, aunque al principio con tanto cartel nos cuesta orientarnos un poco, al final resulta muy sencillo (como todo en Japón).




La ruta de lo que ver en Nara la comenzamos con el Kofuku-ji Temple, el templo de la familia Fujiwara (previa dosificación de más agua por 110 Y).



Posiblemente lo más bonito del complejo fuese la gran pagoda muy parecida a la vista el día anterior en Ninja-ji ¡¡Dan ganas de llevarse una!!



Subiendo el parque empezamos a encontrar los primeros ciervos que te camelan para que les des galletas (de venta en puestillos).


Uno de los templos más bonitos que hemos visto hasta ahora fué el siguiente que nos encontramos, Todai-ji Temple. La entrada está cubierta de ciervos, lo que hacía una foto preciosa.


Nos animaos al final a comprar galletas (150 Y) y lo que sucedió ya nos lo imaginábamos. Vamos, como el anuncio, aparecen amigos de debajo de las piedras. Hasta uno especial que no paraba de tirar de la camiseta. ¡¡Qué stress!! Eso si, los ciervos son considerados tesoros nacionales y mensajeros de los dioses según el sintoísmo, así que si a los animales hay que tratarles ya de por si con respeto, a estos todavía más.




Volviendo al templo, sobran palabras para describirlo (entrada por 500 Y cada uno), posiblemente el más imponente que veamos en todo el viaje. Alberga una imagen del Buda Vairocana




La entrada principal que hemos pasado es Nandaimon pero lo realmente impresionante es la gran estructura de madera de 56 x 50 x 50 m que alberga al gran Buda dentro. Está cuidado hasta el último detalle y no menos despreciable son los jardines de alrededor. Aprovechamos para llevarnos unas monedas de recuerdo (800 Y)



Ya en su interior, la estatua de Buda que nos espera dentro es también considerable. Parece ser que este templo es budista y, según la leyenda, alrededor de 2.600.000 personas en total ayudaron en su construcción (420.000 con contribuciones y 2.180.000 trabajando para construirlo). Este número iguala a la mitad de la población de Japón en esa época


Saliendo del templo nos ocurre una de las anécdotas curiosas del viaje, en el puente de la siguiente foto estando un rato observando el paisaje y comprando dos Coca Colas (260 Y las dos), aparecen dos españolitos (Elisabeth y Sergio, grandes viajeros que han estado por todo el mundo) que nos saludaron e incluso ¡¡nos reconocen por el blog de Chavetas!! Parece increíble que en la otra punta del mundo te pueda pasar semejante casualidad y más por haber leído un blog tan chiquitín como éste. Un saludo desde aquí para Elisabeth y Sergio y ya nos contaréis que tal os fue el viaje

ACTUALIZACIÓN 2017: 7 años después, en 2015, Elisabeth y Sergio montarían un blog con sus viajes alrededor del mundo que puedes ver en andorreandoporelmundo.com

Al salir de Todai-ji visitamos el Santuario Kasuga Taisha que disfruta de una armonía como ninguno en todo el complejo. Su entrada vale 500 Y por persona. Apenas encontramos turistas hoy aunque también es verdad que Nara es un complejo muy muy grande.



El santuario es famoso por sus linternas de bronce y de piedra, encontrando estas últimas en todo el camino a la salida sur del mismo.


Desde allí decidimos surcar los farollillos y la naturaleza que nos rodea poniendo rumbo hacia la entrada ya que el hambre comienza a apretar.




Incluso de camino aprovechamos para comprar una preciosa pagoda de madera en pequeño (10.500 Y)

Gango-ji Temple, el primer templo de Japón que visitar en Nara

Hora de comer y ¡¡mirad que arte!!. Volvemos a entrar a uno de estilo japonés donde elegimos los platos en el escaparate porque !!coño!! si es que no había quien entendiese la carta (artículo con ideas de ). ¡Qué buen invento estos escaparates! jejejeje. La comida apenas nos cuesta 2770 Y. Comenzamos a comprobar que comer es MUY BARATO en Japón al contrario de lo que nuestros prejuicios nos transmitían previamente al viaje.




El regreso a la JR Station tiene una parada obligada que quizás debería haber sido incluso la primera, el último de los grandes templos que esconde Nara aunque esté situado a las afueras del parque, el Gango-ji Temple (400 Y cada uno). ¿Y por qué es tan importante? Parece ser que se trata del templo budista más antiguo de Japón (datado del 600) anteriormente llamado Asuka-dera, trasladado y cambiado de nombre cuando la capital paso a Heijo-kyo



A nivel visual es muy pequeño y sencillo por lo que es rápido de ver, es más lo que representa en si mismo, así que aquí damos por terminada la jornada por los principales atractivos que ver en Nara (y Fushimi Inari) poniendo rumbo a la estación alrededor de las 3pm (previa carga de bebida por 280 Y). Japón tiene algo que nos seguirá sorprendiendo en los próximos días, es el único país del mundo que permite viajar en el tiempo de una época pasada a una ciudad futurista en apenas un pequeño trayecto de tren


(Continúa el DIA 4 (II): Qué visitar en Osaka en 1 día (imprescindibles con mapa))

Pin
Send
Share
Send